Investigación, Mercado Meta y Competencia

Antes que nada, cuando sea segura la ubicación de tu restaurante, haz un estudio demográfico, geográfico y sociográfico de la zona, dentro de los cuales tendrás que incluir aspectos como: 

  • Estudio geográfico.- Población, delegación, municipio
  • Estudio demográfico.- Edad, género, nivel de ingresos, ocupación, nivel escolaridad
  • Estudio psicográfico.- Estilo de vida de los clientes potenciales
  • Perfil del cliente.- Del concepto del restaurante se deriva a qué público va dirigido tomando en cuenta ciertos aspectos como son:  Edad, Sexo, Ingresos aproximados de cada persona. 

Nunca estará de más realizar breves encuestas alrededor de la ubicación, pues, servirá para saber las preferencias o gustos de futuros consumidores y cuánto estarían dispuestos a gastar de acuerdo al tipo de establecimiento.

Para tomar en cuenta:

La relación con la comida depende de tres factores:

  • Sexo.- Algunos estudios demuestran que los hombres comen un 30% más que las mujeres.
  • Hábitos alimenticios.- Hay personas acostumbradas a comidas abundantes, por lo que esperan una buena cantidad de comida en su plato.
  • Circunstancias personales.- Las expectativas de los clientes dependen del tipo de actividad que realizó antes de comer y del tipo de actividad que hará después.

Competencia

Cualquiera que sea el concepto se debe de tomar en cuenta estos puntos:

  • La competencia que existe dentro de la zona. Elabora un registro de tu competencia anotando nombre, ubicación y que servicio ofrece cada uno, además visita y si es posible consume para saber la calidad que tienen sus platillos y bebidas.
  • Precios ofrecidos al consumidor. Esa información sería de utilidad a la hora de fijar los precios para evitar encontrarse muy arriba de la competencia o por debajo de ella.